Inventario fotográfico III – Colorsplash

Esta cámara tan futurista con forma de cantimplora fue la primera cámara de lomography que cayó en mis manos y si bien no constituye una pieza fundamental para un coleccionista por tratarse hoy en día de un producto adquirible de forma sencilla en muchas tiendas, sus excelentes cualidades me han permitido disfrutar mucho de ella.

La particularidad de esta cámara es que incluye un flash de colores intercambiables girando la ruleta que vemos a la derecha. Dos de los colores están fijos y los otros dos se pueden intercambiar utilizando las gelatinas de distintos tonos que se incluyen en el paquete de la cámara.

 Lomography Colorsplash camera

En la parte superior de la cámara, rodeando el botón de disparo encontramos un selector con tres posiciones: Una mantiene desactivada la cámara, otra hará que podamos disparar, a una velocidad aproximada de 1/100, y la otra activa el modo Bulb, que nos permitirá la posibilidad de realizar largas exposiciones, es decir, que captaremos luz en la fotografía tanto tiempo como mantengamos pulsado el disparador. Con ello conseguiremos prolongar el tiempo de obturación tanto tiempo como deseemos, para obtener una correcta exposición, o dibujar rastros de luz en las fotografías.

W0W

El visor es amplio y cómodo y al estar sobre el objetivo apenas hay error de paralelaje. La ergonomía de la cámara se presenta cómoda y segura, y su diseño no pasa desapercibido siquiera para el más curioso de los busca-gadgets.

Con la rueda de arrastre, que como en alguna otra cámara de plástico sucede, va un poco dura cuando llevamos varias fotografías tomadas, y con la manivela de rebobinado, que permite recoger el rollo una vez terminado o incluso a mitad para realizar dobles exposiciones, termino de analizar todos los engranajes que conforman esta maquina.

Behind the speaker

Algo que echo de menos es una rosca para trípode para mejorar la estabilidad en las largas exposiciones, aunque no es un detalle de mayor importancia teniendo en cuenta que se trata de una cámara rápida y divertida de usar, más pensada para que nos acompañe en los momentos más locos e imprevisibles de nuestras vidas.

Como ya he dicho es una cámara muy sencilla de utilizar y siempre está preparada para la acción. Tan solo tenemos que escoger una velocidad de disparo, un color para el flash y disparar. Al fotógrafo que empieza o al que le ha picado la curiosidad del mundo analógico, no le dará quebraderos de cabeza, aunque una vez metido en el mundillo quizás piense en prescindir de ella para dejar paso a alguna otra cámara más compleja.

Da magníficos resultados de día y de noche la hace parte fundamental de cualquier fiesta. Se alimenta de carretes de 35mm y de una pila normal AA.

Inspirado en el flash de colores de la Cámara Colorsplash, lomography fabricó a continuación el Flash Colorsplash, que funciona independientemente, y se ajusta a cualquier zapata universal de flash.

Su velocidad de disparo es de 1/125 aproximadamente y lo podemos disparar sin estar conectado a la cámara con su botón superior. Ideal para dar un toque adicional de color a la escena desde el ángulo que deseemos. Combinando el modo Bulb de la colorsplash con uno o varios flashes de colores podremos realizar fotografías como la siguiente:

DOCTOR HAHNEMANN

¡Disfrutad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s