Inventario fotográfico IV – Vivitar AF300

Compré esta cámara hace unos años, en una tienda de artículos de segunda mano por apenas unos 3€, vino sin caja ni libro de instrucciones siquiera, así que salvo por lo que he podido indagar este tiempo, son pocas las especificaciones que conocía acerca de ella.

Anteriormente había probado alguna otra cámara de la marca, como la Vivitar Ultra Wide&Slim, a la que más adelante dedicaré una entrada, como tributo al largo tiempo que ha caminado conmigo.

Aunque hoy en día los productos de esta marca se reduzcan a pequeños accesorios y cámaras muy sencillas, en su día fue una de las marcas más populares de objetivos de la era del metal, los años 70. A menudo, resultaban ser objetivos de un coste bastante reducido y con calidades de construcción más que aceptables. Para más información acerca de esta marca y su dura y metamórfico devenir, recomiendo la lectura del texto de José Luis Trullo: Vivitar: breve y tortuosa historia de una marca.

Las especificaciones de esta cámara son todo un enigma, pero por su diseño y los materiales utilizados en la fabricación (plástico negro y botones de goma) así como por elementos como un display de grandes dígitos, estimo que se fabricaría en los años 90.

Me lancé muy pronto a probarla con un rollo, le puse dos pilas normales y me lancé a pasearla por la ciudad. Es un aparato prácticamente automático. Los modos a elegir se reducen al temporizador de disparo y al uso del flash: normal (automático), de relleno, o desconectado. El botón de disparo, es de goma, y realiza  la labor de enfocar y disparar.

María la gitana

La lente, a la que no rodea ningún anillo de texto informativo, estimo que se tratará de un 28mm aproximadamente y así como con la otra cámara de la marca que he podido probar, deja sobre la imagen una marca personal en forma de aberraciones cromáticas, típica de las lentes de plástico o de baja calidad, algo, que por mi parte, me parece muy divertido de provocar apuntando a objetos muy luminosos.

Nunca he buscado la calidad técnica por encima de las posibilidades personales y únicas de cada cámara, ni creo que exista la cámara perfecta que todos debamos admirar. Así como las personas son únicas, también hay una cámara para cada cual, y todas con unas cualidades más que suficientes para expresarnos en forma de fotografías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s